La traducción en sí es la misma, lo único que cambia es que la simple la entregamos de manera electrónica en formato PDF. Y la traducción certificada se entrega impresa en tamaño carta, sellada y firmada por un perito y con una leyenda que demuestra la capacidad del perito para certificar dicha traducción. La otra diferencia es el precio, una traducción simple es un poco más barata, ya que no va impresa ni firmada.